Una mente como ninguna (Anécdota)

3 Marzo, 2014

En 1696, el matemático Johann Bernoulli desafío a los científicos del mundo a resolver un problema que el les planteo. Era un problema muy difícil, de manera que les concedió un plazo de 6 meses para resolverlo. Al cabo de los 6 meses no se había presentado ninguna solución. El matemático alemán Gorrfried Wilhelm Leibniz , quien junto con Newton es reconocido como creador del calculo, pensó que le faltaba un poco para resolverlo y solicito dos meses mas de plazo. Se le concedió el plazo pero no logro resolver el problema.

Dicho problema se publico en una revista científica y atrajo la atracción de Newton. Este se puso a trabajar y resolvió el problema en una sola noche. Mando la solución de manera anónima, pero le fue fácil a Bernoulli darse cuenta de quien lo había resuelto. Sentencio “Reconozco la garra del león”.

 

Referencia: Sorpréndete con los grande físicos, Pág. 101, Jim Callan


Más rápido que la luz

1 Marzo, 2014

De acuerdo con la teoría de la relatividad, ningún objeto puede alcanzar la velocidad de la luz. Los fotones viajan a tal velocidad porque son partículas sin masa que no pueden ser frenadas o detenidas en el espacio. Pero ¿Qué pasaría si en el universo existieran partículas que, desde el origen, poseyera una velocidad superior a la de la luz?

¿Qué sucedería si pudiéramos usar estas partículas para construir una nave para comunicarnos atravez de enormes distancias?

Leer el resto del la publiacion »


La Física hasta en los objetos más simples

1 Marzo, 2014

Seguramente más de una vez en tu niñez jugaste con un trompo (así se le conoce en México), un divertido objeto que lo atábamos a una cuerda y lo hacíamos girar lazándolo al suelo con la mayor fuerza posible.

Pues bien este objeto tan singular y tan simple posee propiedades físicas que sirven para funciones más útiles en todos los ámbitos.

Trompo

Aunque un trompo por sí solo no puede mantener el equilibro sobre sí mismo, cuando este se encuentra girando puede permanecer recto y en equilibrio durante varios minutos dependiendo de la fuerza que hayamos ejercido al cuerpo para hacerlo girar. Un trompo al igual que otros objetos giratorios, posee una propiedad llamada momento angular producto de la distribución de la masa del trompo y de la velocidad de rotación que origina una fuerza giratoria. Esta fuerza llamada también momento de torsión consigue que el eje giratorio del trompo de vueltas en vez de caerse y produce el familiar tambaleo que técnicamente se conoce con el nombre de precesión. Cuando la fricción entre el suelo y el trompo hace que este pierda parte de su momento angular, el trompo comienza a reducir su velocidad y se cae.

Jugar con un trompo es del más divertido y más cuando nos sabemos algunos cuantos trucos que hacen del trompo un divertido objeto con el cual podamos pasar un buen rato, debemos saber que tiene aplicaciones muy útiles en todos los ámbitos. Su aplicación más importante es el giroscopio, que es un poco más que un trompo montado en una plataforma giratoria. El giroscopio, extremadamente sensible a los cambios de dirección que afectan su precesión, es indispensable en los sistemas de navegación de aviones y barcos, y ha hecho posible que una nave espacial se pueda guiar por control remoto.

Fuente del Texto: Ciencia Instantánea

Fuente de la Imagen: Trompos.es