Una mente como ninguna (Anécdota)

3 Marzo, 2014

En 1696, el matemático Johann Bernoulli desafío a los científicos del mundo a resolver un problema que el les planteo. Era un problema muy difícil, de manera que les concedió un plazo de 6 meses para resolverlo. Al cabo de los 6 meses no se había presentado ninguna solución. El matemático alemán Gorrfried Wilhelm Leibniz , quien junto con Newton es reconocido como creador del calculo, pensó que le faltaba un poco para resolverlo y solicito dos meses mas de plazo. Se le concedió el plazo pero no logro resolver el problema.

Dicho problema se publico en una revista científica y atrajo la atracción de Newton. Este se puso a trabajar y resolvió el problema en una sola noche. Mando la solución de manera anónima, pero le fue fácil a Bernoulli darse cuenta de quien lo había resuelto. Sentencio “Reconozco la garra del león”.

 

Referencia: Sorpréndete con los grande físicos, Pág. 101, Jim Callan


Algunas Anecdotas Sobre Albert Einstein

13 Julio, 2011

Ayer estaba leyendo un libro sobre Albert Einstein y me encontré en el unas cuantas anécdotas curiosas acerca de la vida de este hombre, me di a la tarea de hacer una recopilación de ellas, aquí dejo algunas.
Exámenes Que Horror
Comentario de Einstein sobre sus exámenes finales en el politécnico de Zurich:
“Para los exámenes, uno debía de atiborrarse de toda esa basura, sin importar si uno quisiera o no. Este hecho tuvo un efecto tan negativo en mi, que durante un año entero me fue desagradable la tarea de pensar en cualquier problema científico”
El Universo De Einstein, Barry Parker, Pág. 23

Leer el resto del la publiacion »


La Paciencia de Edison

13 Julio, 2011

Cuando Thomas Alva Edison (1847-1931) inventó la bombilla, no le salió a la primera, sino que realizó más de mil intentos, hasta el punto de que uno de los discípulos que colaboraba con él en el taller le preguntó si no se desanimaba ante tantos fracasos. Y aquí entra la cuestión de la percepción del error, porque Edison respondió: “¿Fracasos? No sé de qué me hablas. En cada descubrimiento me enteré de un motivo por el cual una bombilla no funcionaba. Ahora ya sé mil maneras de no hacer una bombilla”.
Pero va más allá la paciencia del inventor más prolífico de la historia – se le atribuyen más de 1300 patentes- , porque cuando tenía 32 años, durante ochocientos días y ochocientas noches y apoyado por sus colaboradores, tuvo la paciencia de ensayar con seis mil fibras diferentes: vegetales, minerales, animales y incluso humanas, puesto que probó hasta con un pelo de la barba rojiza de uno de sus colaboradores.
Al fin, el 21 de octubre de 1879 Edison realizó la primera demostración pública de la bombilla incandescente antes tres mil personas reunidas en Menlo Park (California). Esa primera bombilla lució durante 48 horas ininterrumpidamente.

Visto En www.SabiasK.com


“Denme Un Punto De Apoyo Y Moveré El Mundo”

13 Julio, 2011

Seguramente más de una vez has escuchado esta famosa frase del famoso astrónomo Arquímedes, pues aquí dejo la historia de esta frase.
Uno de los logros de Arquímedes fue descubrir el mecanismo de la palanca. Sabía que una pequeña fuerza aplicada en un extremo de una palanca podía mover un gran peso, siempre y cuando el punto de apoyo (o fulcro) estuviera en el lugar adecuado. “Denme Un Punto De Apoyo Y Moveré La Tierra”, dijo.
El rey Hieron le pidió una demostración.
Para satisfacer a Hieron, Arquímedes mando que un numeroso grupo de hombres tirara de un gran barco de carga y lo hicieran encallar en la costa. Después, hizo llenar el barco de carga y pasajeros. Arquímedes fijo un sistema de poleas (un sistema de palanca que utilizaba cuerdas en lugar de vigas) al barco y se sentó en la tierra a poca distancia. Luego dio un leve giro a una manija conectada a las poleas y el gran barco fue levantado y finalmente traído hacia tierra firme.

Fuente De La Información: Sorpréndete Con Los Grandes Científicos, Pág. 20, Jim Callan


Euclides

13 Julio, 2011

En cierta ocacion un estudiante de su clase, impaciente comete la imprudencia de preguntarle al termino de su primera clase y talvez la ultima de trigonometria: “¿ y para que sirve todo esto?”. Euclides no vacila y llamando a un esclavo le dice: ” Entrega algunas monedas a este alumno pues estudia la geometria por una ganancia”

Tomado De: “Historia De Las Matematicas ” De Andres Sestierm, Pag. 34